martes, 3 de septiembre de 2013

Artilleria Mexicana Segunda Guerra Mundial.

Una bateria de obuses en practica
Cuando la Segunda Guerra Mundial llego a Mexico, la situacion del pais, era terrible, no se habia comprado un cañon en decadas, (aunque estoy investigando la posible compra de cañones franceses en 1924, aun no confirmada), las unicas piezas en existencia eran las gastadas Mondragon de 75 mm, que habian disparado a lo largo de toda la Revolucion, ademas de las pocas en Stock, se sacaron algunas para ser enviadas a España, como apoyo militar a la Republica durante la Guerra Civil, reduciendo aun mas su numero.

Despues del ataque japones a Pearl Harbour, el 7 de diciembre de 1941, los Estados Unidos comenzaron un esfuerzo de defensa hemisferica, las expuestas costas mexicanas eran causa de preocupacion en Washington, pronto se nos otorgo ayuda militar ( en realidad no era ayuda como el Programa de Prestamos y Arriendos, sino material comprado siguiendo el principio de Cash and Carry = Paga y llevatelo ), y empezaron a llegar al pais modernas piezas de artilleria de 105 mm (howitzers M2A), y no tan modernos cañones antitanque de 37 mm, junto a ametralladoras antiaereas de 12.7 mm refrigeradas por liquido, ademas de firmarse un acuerdo por el que se artillarian los puertos mexicanos con potentes piezas costeras  de 10 y 12 pulgadas retiradas de viejos acorazados norteamericanos, aunque esto jamas se hizo.

El Ejercito Mexicano en la Segunda
Guerra Mundial, estuvo equipado con
Howitzers de 105mm y cascos Adrian,
Las piezas recien recibidas fueron pronto puestas a punto, el General Lazaro Cardenas, nombrado Secretario de Defensa Nacional, contaba con experiencia de combate, rapidamente las distribuyo en baterias, y las hizo practicar todo el tiempo posible, alcanzando una elevada eficacia, los nuevos cañones M2A eran los favoritos de todos, pero los cañones de 37 mm, aunque distribuidos, eran obsoletos desde el momento en que llegaron, para ese entonces, los cañones de esa especializadad ya eran de 50 mm y pronto aparecerian los de 75 mm, aunque ninguno de ellos llego a Mexico durante la guerra.

La unica defensa aerea del pais,
obsoletas ametralladoras de 12.5 mm
enfriadas por liquido
En cambio la defensa antiaerea fue un asunto que no se pudo resolver en toda la guerra, solo llegaron las pequeñas ametralladoras ya mencionadas, no muy utiles, y que de hecho habian sido descartadas por todos los que las llevaron al combate. Estados Unidos se rehuso a vendernos armas como cañones Bofors de 40 mm o artilleria pesada de 90 mm y estas no se pudieron conseguir en ninguna parte.

1 comentario:

  1. De hecho, la artilleería en éste país aún siigue siendo un aarma muy descuidada, ya lass piezas de artillería siguen siendo las mismas de hace 60 años y no han tenido reempllazo ni una modernización evidente

    ResponderEliminar